Rostros de una desaparecida

Autor: Javier García Bustos

Editorial: Overol

Reseña: Un libro conmovedor, escrito con un estilo astillado pero a la vez muy cercano, donde el autor reconstruye la vida de su tía Sonia -la hermana de su madre-, funcionaria de la Policía de Investigaciones y militante del MIR, que fue detenida en 1974 por agentes del Estado. Nunca más apareció. Se trata de un texto donde lo íntimo se vuelve colectivo, un trabajo que nos acerca al dolor sin final que significa no poder enterrar a un ser querido.

Sonia Bustos Reyes fue detenida el 5 de septiembre de 1974 por agentes de la brigada Caupolicán de la DINA. Tenía treinta años, trabajaba en el casino de Investigaciones, era integrante del MIR y pasó a formar parte dela lista de 1210 personas detenidas y desaparecidas durante la dictadura cívico-militar. Sonia estuvo detenida en Londres 38, José Domingo Cañas y Cuatro Álamos.
Testigos la vieron por última vez en octubre de 1974. ¿Cuándo y cómo murió Sonia? ¿Dónde quedaron sus restos? A través de testimonios de familiares, material de archivo, entrevistas, fotografías, fallos judiciales, visitas a la PDI y a ex centros de detención y tortura, Javier García Bustos reconstruye distintas señales que lo acercan a «ese fantasma incompleto, ese integrante dela familia que no aparece en las fotos grupales, un ser querido por su ausencia».

11.000 CLP