Los esquilmadores

Autor: Luis Caroca

Editorial: Palabra Editorial

Reseña: "Nada impidió que el plan de los esquilmadores siguiera su curso. Los años pasaron, pronto se convirtieron en décadas. El país fue dominado por completo, borrado del mapa y dividido en regiones de acuerdo a un uso específico. Desmantelaron las industrias ya existentes, a excepción de los centros claves para la producción energética, con sus respectivos puertos y fuentes de agua. Con los años esterilizaron hombres y mujeres para deshabitar esas tierras de la gente y su antigua identidad".

En "Los esquilmadores", Luis Caroca nos sumerge en una atmósfera extraña, a veces en un tiempo y espacio imprecisos, aunque no por ello menos evocador. Cada diálogo, cada descripción nos confirma que nada bueno podría ocurrir y que, al contrario, el desastre o el absurdo está a la vuelta de la esquina. Milicianos idealistas, mascotas expuestas a concursos de pedigrí, hipocresías, caretas, camarillas, mundillos profesionales, bohemia y sexo, entre otros temas, conforman un escenario intra e intertextual, variopinto, seco y vertiginoso, donde el lector tiene que escarbar entre lo que se dice y, aún más, en lo que se desprende.

Cierto hálito brumoso ausculta una violencia ubicua y tectónica, como si el ejercicio de toda resistencia siempre desembocara en derrota. O bien en ostracismo, inadaptación o soledad. El autor, agudo e irónico, bien podría decirnos: "Hay fuerzas que no se pueden torcer por más que se les enfrente". En definitiva, un conjunto de cuentos entrelazados por la figura de un tal Prat y un Félix silbante, más ominosos que deslumbrantes, donde la resaca existencial campea y que constituye la memoria literaria de no pocos en este áspero Chile. Francisco Marín Naritelli, escritor y periodista.

12.000 CLP