La otra hija

Autora: Annie Ernaux

Editorial: Los libros de la mujer rota

Reseña: Yvetot, un domingo de verano de 1950. En una calleja, una conversación entre dos mujeres, la madre de la escritora y una clienta. Cerca de ellas, revoloteando, una niña de diez años presta oído disimuladamente. Es Annie Ernaux. Memorialista de su propia infancia, Ernaux recrea en La otra hija unos hechos que introdujeron por azar en su vida un misterio perpetuo, persistente hasta el punto de llevarla a visitar en 2009 la casa donde nació (la primera vez desde 1945) incluso antes de emprender la redacción del libro, y a especular sesenta años después sobre el sentido de aquella revelación. Pero,  ¿quién es la otra hija? ¿Es la hermana que no conoció y que murió trágicamente de difteria a la edad de seis años o es ella misma, una niña poco amable según su madre?

Esta es una novela triste, autobiográfica, sutil, donde tendremos la oportunidad de leer a una de las mejores escritoras de esta época, ganadora del premio Formentor de las Letras, el premio Renaudot, el Premio de la Lengua Francesa, entre otros. 

Annie Ernaux manifiesta en varias entrevistas el intento por retratar una época violenta, y a través de este libro, de esta carta, se asoma el delirio de una sociedad en guerra. En La otra hija vemos a los sobrevivientes del siglo XX, el duelo convive con el imperativo de dos padres que deben seguir atendiendo su negocio a días de la partida de su hija, porque la pobreza es la otra amenaza. Una amenaza amarrada a la muerte. Sin embargo, esos padres no son los padres de la protagonista. Ella reconoce en sus rostros, a través de las fotos, que algo cambió en ellos para siempre. Y como dice la cita que escoge de epílogo de esta obra, los niños son testigos activos en esta procesión. Eligen creer, hacer como que no escuchan, proteger a sus padres y, en el proceso, anidar preguntas que un día, décadas más tarde, intentarán destrabar gracias al diálogo con sus muertos. Nayareth Pino Luna

13.000 CLP